Galletas de Cacao y pistachos rellenas de crema de avellanas.


Te levantas, hace un día espantoso, llueve, hace frío y, por si fuera poco, un aire que se te lleva las pocas ideas que tienes a esas horas de la mañana.

Habrá que cambiar planes. Me acurruco en mi batín y me pongo el mejor despertador bien cargado, relajándome oliendo su exquisito aroma y sintiendo como se me va calentando el cuerpo con el contacto de la taza en mis manos.

Empieza mi jornada del sábado con muchas cosas por hacer, pero pueden esperar. Hoy solo voy a hacer lo necesario y disfrutar de la cocina.

Recojo, ordeno y me adentro en mi mundo de sartenes, cacerolas, especias, harinas…, no se puede ser más feliz!. Me pongo Evanescence a tope y busco lo necesario para hacer la comida familiar del sábado, la preparo y reservo, si reposa, está más rica. A punto y hora prepararé la guarnición.

Llega la hora de empezar a organizar los ingredientes de la receta que nos endulzará el fin de semana. Pocas veces tengo claro lo que voy a preparar, pero fue ver esta receta y enamorarme de ella al igual que mi hija, que pasaba por detrás mientras le contaba a Isa que ese mismo fin de semana la prepararía, y me dijo que esas las tenía que hacer, que tenían que estar buenísimas.

Busqué los ingredientes y cuando fui a coger las avellanas, vi unos pistachos que quedarían de cine en la masa, además de darle ese color tan característico que me encanta. Isa, del blog Cakes para ti, las llamó monedas y es que tienen toda la razón puesto que valen su peso en oro.

Antes de seguir, decir que Cakes para ti para mí no es solo un blog de cocina, es un Edén de los dulces y algún salado, borda todo lo que hace y además su cocinera es un encanto y no lo digo por decir ni por peloteo, lo digo con conocimiento de causa. Así que no os voy a decir que lo visitéis, sé que lo haréis y os llevareis más de una receta para casa, ya me contareis.

Cacao, azúcar y harina hasta las pestañas. Chocolate negro, crema de avellanas y mantequilla inundan mis fosas nasales -de esto no puede salir nada bueno-, seguro que no duran ni un suspiro. Y así me voy adentrando en el mágico mundo de las galletas de cacao con pistachos y me embriago de sus texturas.


Seguro que estáis deseando ver la receta. Solo deciros que en estos momentos mi tiempo lo absorbe otra cosa y que durante unas semanas no voy a poder publicar -así es la vida- pero, esta receta no quería que esperase en la carpeta de pendientes ni un día más y, aprovechando que vuelve el invierno, seguro que apetece encender el horno y esta es una rica opción, al primer bocado me daréis la razón.



Galletas de Cacao y pistachos rellenas de crema de avellanas.

Ingredientes:

   Masa de las Galletas:
  • 100 gr de pistachos.
  • 50 gr de cacao puro en polvo.
  • 150 gr de mantequilla a tª ambiente.
  • 110 gr de azúcar.
  • 1 cucaradita (5 ml) de vainilla liquida.
  • 225 gr de harina de trigo.
   Relleno:
  • 180 gr de chocolate negro para postres.
  • 110 gr de mantequilla.
  • 220 gr de crema de cacao con avellanas (nutela, nocilla...).
Preparación:

Masa de las Galletas:
  1. Pelamos y trituramos los pistachos, si los compras pelados te costarán un dineral, vale la pena hacerlo en casa.
  2. Ablandamos la mantequilla en el microondas (unos segundos a media potencia), añadimos el azúcar y la vainilla liquida y mezclamos bien.
  3. Tamizamos la harina junto con el cacao y reservamos.
  4. Incorporar los pistachos a la mezcla de la mantequilla, mezclar.
  5. Añadimos la harina + cacao que tenemos tamizada y mezclamos hasta que se haga una masa.
  6. Sobre papel vegetal extendemos la masa y la cubrimos con otro papel vegetal con el fin que, al pasarle el rodillo para extenderla, no se adhiera a él.
  7. Estiramos la masa con el rodillo dejándola a 0´5 cm de grosor, la introducimos en el frigorífico durante 1/2 hora para que endurezca.
Mientras reposa preparamos el Relleno:
  1. Troceamos el chocolate en porciones pequeñas y lo introducimos en el microondas unos segundos a media potencia, removemos y repetimos la operación hasta que esté totalmente liquido.
  2. Dejamos que temple el chocolate y añadimos la mantequilla y la crema de cacao con avellanas (Nutela, Nocilla...), mezclar bien hasta obtener una masa homogénea, reservar.
 Horneado y montaje de las galletas:
  1. Encendemos el horno a 180º.
  2. Sacamos la masa de las galletas del frigorífico y retiramos el papel que las cubre.
  3. Con un cortador de la forma que más os guste, ir cortando galletas que colocaremos sobre la bandeja del horno que habremos cubierto con papel vegetal.
  4. Hornear durante 10 - 13 minutos (la primera tanda se cocerá más lenta), sin dejar que se tuesten demasiado.
  5. Sacar del horno y con ayuda de una pala, colocamos las galletas sobre una rejilla hasta que enfríen.
  6. Repetir hasta que no quede masa, la que sobra al cortar se une a la que nos queda y la volvemos a aplanar con el rodillo.
  7. Cuando están frías las galletas, ponemos en el centro una cucharada de relleno, la tapamos con otra galleta, presionamos levemente para que se extienda la crema y con ayuda de una cucharilla retiramos la masa sobrante de los bordes.
  8. Una vez hechas, introducir en el frigorífico durante al menos una hora, sacar, espolvorear con cacao en polvo y guardar fuera de la nevera en un bote de cristal o envase hermetico. A tª ambiente están más buenas.
Empezamos con la masa:

Cortar y hornear:

El relleno.

Rellenamos y tapamos:

Ya está lista:



!Espero que os guste!.
No olvidéis que el mejor ingrediente sois vosotros!. Gracias.

16 comentarios

  1. ¡¡Ohhhhh, que muero de amor!! ¡¡Muchísimas gracias!! Por apostar por la receta, por la estupenda versión con pistachos, por tus palabras, por esta bonita entrada...¡¡por todo!!
    Me alegro que os endulzara el día a ti y a tu familia. Y te aseguro que hubiera esperado todo el tiempo del mundo hasta que hubieras podido publicar la receta. Ya sabes que con sólo saber que la has hecho en casa, ya soy feliz.
    Espero que pronto estés de vuelta y nos sigas preparando esas ricas recetas a la que nos tienes acostumbrados. Gracias por haber colado esta receta entre tu descanso bloguero. Te estaremos esperando. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por cocinar tan rico y compartirlas para que así aprendamos de ti. No he dicho nada que no piense, nunca lo hago, de una manera u otra en este mundo se crean pequeños lazos de amistad.
      Te garantizo que nos encantó y no será la primera y ultima vez que las prepare.
      Me gusta que tu receta esté aquí para cuando vuelva dentro de un tiempo y no me ha importado interrumpir este descanso para compartir estas delicias.
      Eso espero jeje.
      Un besote

      Eliminar
  2. ¡Se me hace la boca agua! Ya caí rendida cuando las publicó Isabel ¡¿cómo olvidar esas monedas?! y ahora vuelto a enamorarme tras verlas en tu blog. Esta mañana ya he visto un avance tras una rápida ojeada a Instragram, pero ahora con calma mirando tus fotos mis tripas se han puesto a rugir

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, pues ya tardas en prepararlas Cuca.
      Lo mio también fue amor a primera vista y en cuanto tuve un hueco, las preparé.
      Un besote.

      Eliminar
  3. Merche no sé como lo haces, pero transmites magia, paz y bienestar con tus palabras, sé que es una definición caótica y algo confusa, pero es así como me siento, cuando vengo a verte, me siento ¡¡tan bien!!
    Si yo soy feliz con tus preciosas galletas, imagino como debe sentirse Isabel, ya sabes cuando conté hace un par de semanas que el mejor regalo que puede recibir una bloguera cocinera, es que te dediquen un post, y la satisfacción es infinita cuando han cocinado uno de tus platos, al menos yo me siento más feliz que si me hubiera tocado la loto, bueno, casi casi, jejeje... Yo soy sentimiento y sensibilidad en estado puro, y con este tipo de gestos me derrito.
    Tus fotos son magníficas, y lo haces tan especial, que no puedo por menos, que decirte ¡¡vuelve pronto!! y que por supuesto este descanso bloguero lo disfrutes con tus otras cosas pendientes, deseando que todo te vaya bonito.
    Mil besos y aquí te espero sin cansarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si he de serte sincera Concha yo tampoco jeje, solo escribo lo que vivo y siento y como lo hago pero me alegra que te guste y que te sientas !!tan bien!! jeje.
      Te doy la razón en que cuando alguien te dice aunque no la publique que ha hecho una de tus recetas y, encima le ha gustad, te da un subidón que para qué.
      Me apunto al club de la sensibilidad, todo me emociona hasta rayar la tontería, así que bienvenida.
      Muchas gracias por tus bonitas palabras, volveré cuando todo esté solucionado y te enterarás.
      Gracias por no cansarte.
      Un besazo

      Eliminar
  4. Qué receta de galletas tan ricas, con tanto chocolate y encima pistachos que me encantan. A ver si me anímo un día que tenga niños cerca para hacerlas para merendar. Pintaza estupenda. Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa que bien que has contado como nos sentimos algunas un sábado de cocina relajante. Es lo que siento yo, y tu lo has descrito muy bien. La receta es muy potente, y la fotografía te ha quedado preciosa, un bodegón muy bonito. Desde aquí también un beso a Isabel.

    ResponderEliminar
  6. Ya fui a ver las moneditas de Isabel, y es que son tan bonitas que las dos versiones están perfectas, bocados hermosos cada uno con su toque. Me encanta el color que le dan los pistachos, y leerte siempre es un placer Merche y aunque no paso muy a menudo, siempre es un gusto visitarte. Espero todo vaya bien en las siguientes semanas, y estaré atenta a ver las delicias que siempre nos traes. Un beso grande y hermosa descripción de un sábado en tu vida.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  7. Prefiero alejar esas monedas de mi una temporada, serán un peligro para mis cartucheras. Claro que las puedo hacer y no probarlas pero eso seria un pecado, verdad !!
    Me encantan tus sábados, se parecen a mis domingos !!
    Beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Merche que bonitas palabras para Isabel,pero pienso que tienes toda la razón para mi es un amor de persona,y luego una maravillosa cocinera.
    Has hecho unas galleta maravillosas con esos pistachos tan ricos,te han quedado de lujo para endulzar con ellas a la familia¡¡
    Muchos besitos guapa y feliz semana¡¡

    ResponderEliminar
  9. Merche, estas galletas son toda una tentación, no se pueden hacer mucho... en mi caso yo no me despegaría de la caja, jeje, se ven deliciosas, desde luego la hora del café en tu casa es una maravilla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Merche, para estar recién levantada y modificando planes, no te podrás quejar del resultado. Has elaborado unas galletas utilizando chocolate negro que me encanta, y qué decir de los pistachos, vamos, para hacer una buena ingesta de calorías. Feliz semana, bstes.

    ResponderEliminar
  11. ¡Me encantan los pistachos! Justo hoy en las noticias hablaban de todos sus beneficios. Me pasaré por el blog que nos recomiendas... ¡además es mi tocaya! Un besazo!

    ResponderEliminar
  12. Ummm que galletas!!! Al rico chocolate, me encantan te han quedado muy buenas. Que bien aprovechado el sábado, como se disfruta de la cocina, yo también intento los sábados que es cuando estoy más tranquila.
    Besoss

    ResponderEliminar
  13. Puro vicio son estas galletas!! Los médicos deberían recetarlas a todas las mujeres jaja. seguro que nos levanta el ánimo a más de una. Me han encantado!!

    Besos

    ResponderEliminar