Focaccia con patata en la masa

Focaccia con patata en la masa
"Lo especial en esta receta es la patata de la masa"

Esta frase me llamó mucho la atención, había hecho varias veces Foccacia, pero nunca incorporando patata a su masa, seguí leyendo y me enganchó aún más, a la frase del enunciado, le añadiría que en su interior guarda un pochado de aceitunas negras y chalotas, todo ello aderezado con miel y vinagre balsámico.

¿Es o no es para que llame la atención? Pues claro que es, y por eso me puse manos a la masa en cuanto tuve todos los ingredientes.

El resultado, un pan crujiente por fuera y húmedo y jugoso por dentro, con un sabor delicioso, la hemos adoptado como nuestra y es que nos conquistó al primer mordisco.

La focaccia es un pan plano de origen italiano de la región de Liguria, elaborado con harina, levadura fresca, agua y aceite de oliva, este ultimo es el que le da a su corteza ese toque crujiente manteniendo su interior blando, lo podemos aromatizar con distintas hiervas aromáticas y añadir distintos ingredientes como el queso, los tomates, etc.

Esta que os presento hoy, la vi en el libro "Curso de cocina italiana para sibaritas", es curioso como muchas veces es la receta la que te encuentra, lo había ojeado muchas veces y no fue hasta hace unos días cuando me llamó la atención esta preciosa focaccia y respecto al libro os diré que alguna receta más haré, ya tendréis noticias suyas.

Os dejo con la receta y a ver si os gusta tanto como a nosotros.

Ahhh! Y no olvidéis el romero y la sal en escamas.
focaccia
Focaccia con patata en la masa.

Ingredientes:
  • 300 gr de harina.
  • 12´5 gr de levadura fresca (medio cubo).
  • 150 ó 200 ml de agua (la necesaria hasta obtener la masa lisa).
  • 315 gr de patata cruda y sin pelar.
  • Una pizca de azúcar.
  • 2 chalotas.
  • 100 gr de aceitunas negras sin hueso.
  • 1 cucharadita (postre) de miel.
  • 2 cucharaditas soperas de caldo de pollo o agua.
  • 1 cucharada (sopera) de vinagre balsámico.
  • 1 ramita de romero.
  • Sal.
  • Sal marina en escamas.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Preparación:
  1. Preparar todos los ingredientes, así nos será mas fácil elaborara cualquier receta y no se nos olvidará nada.
  2. Cocer la patata con piel hasta que esté blanda, retirara del fuego y esperar a que enfríe y la podamos pelar.
  3. Mientras se enfría la patata, preparamos el relleno de la focaccia, cortando las aceitunas negras y las chalotas en trozos muy pequeños, lo pochamos en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva. Añadimos a la sartén una cucharada de miel, las dos cucharadas de caldo y la ramita de romero (Ver foto ↓). Dejamos cocer hasta que el liquido haya evaporado, sazonar, retirar del fuego y agregar la cucharada sopera de vinagre balsámico. Reservamos.
  4. En un bol grande, aplastamos bien la patata que ya tendremos fría y tamizamos la harina sobre ella.
  5. Hacemos un hueco en el centro donde pondremos la levadura deshecha con la pizca de azúcar y las 2 cucharadas soperas de agua tibia, mezclar hasta que se disuelva la levadura, añadir 50 ml de agua y dejar caer un poco de harina de las paredes y dejar reposar unos 15 minutos.
  6. Encendemos el horno a 200ºC.
  7. Una vez transcurrido el tiempo de reposo de la masa, añadimos 100 ml de agua a temperatura ambiente, mezclamos todo bien, sacamos la masa y la amasamos a manos aplastando con las almohadillas hasta obtener una masa lisa (ver foto ↓).
  8. Ahora que ya tenemos la masa deseada, agregamos el contenido de la sartén quitando la rama de romero, mezclamos todo y extendemos la masa sobre la fuente donde la vayamos a hornear que habremos engrasado con aceite y espolvoreado con harina, dejamos la masa con un grosor de 1´5 cm más o menos.
  9. Dejamos reposar la masa tapada en un lugar cálido durante 45-60 minutos.
  10. Una vez la masa esté hinchada, hacemos hoyos clavando el dedo sobre la masa en toda su superficie, rociamos con aceite de oliva virgen extra y espolvoreamos las escamas de sal marina, para finalizar le ponemos el romero.
  11. Introducimos en el horno en la bandeja central, bajamos la temperatura a 180ºC durante 20 minutos aproximadamente (debe estar dorada). Cuando adquiera ese tono dorado, abrimos el horno y lo bajamos a la bandeja inferior para que se cueza bien su base.
  12. Sacar del horno, dejar templar y degustar.

La focaccia se debe tomar templada.

El relleno:
 la masa:


Antes de introducir en el horno.

Recién sacada del horno.

Así de jugosa queda la masa con el relleno de chalota y aceitunas negras.

Y hasta aquí la receta de la Focaccia, espero que os haya gustado y os anime a prepararla.
Muchas gracias por vuestra visita, siempre es un placer.

Comparte o imprime:

17 comentarios

  1. Merche llevo días con ganas de comer Focaccia, desde el verano pasado que las hicimos, mi hermana Pilar y yo, no la he vuelto a hacer, y es que para mí es señal de fiesta, de reunión de hermanas, de vacaciones, de cenas y veladas hasta las tantas, compartiendo esos ratitos que tanto echo de menos y que solo podemos disfrutar dos veces al año. Y mira por donde hoy hago doblete, vengo de visitar la cocina de Nines y su riquísima Focaccia con Tomatitos, y ahora tú me regalas esta con aceitunas, y aunque yo no soy amante del romero, no me importa el aroma, seguro que esta Focaccia te transporta al corazón de la vecina Toscana, con el sabor del sol en cada bocado.
    Deseosa de seguir disfrutando todas esas recetas italianas en tu cocina, me llevo un trocito para ir haciendo boca, jejeje.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, te entiendo perfectamente, hay recetas que solo las haces cuando se presta el momento y esas reuniones familiares son lo mejor.
      No te prives de coger lo que quieras y sigue disfrutando de tu Toscana sin romero.
      Un besazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  2. Se ve realmente espectacular me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta realmente espectacular, me ha encantado y sorprendido a partes iguales.
      Me alegra que te guste 😊.
      Un besazo

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Merche!! ¡¡Pero cómo me gustan las focaccias!! He hecho muchas cosas con patatas en las masas, bizcochos, empanadillas con masa de patata, sobre todo, pero en focaccia, nunca, ¡¡y me muero de ganas por probarla!! La única pega que le pongo, es que quedan tan buenas, que nos la zampamos entera en un plis, ja, ja. Y ahí pasa, luego vienen los remordimientos, pero es que, están buenísimas. Y la que nos traes, con esas aceitunas negras y la chalota, pues que tiene que estar de muerte lenta. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isa! Esa es la única pega jajaja, no dura nada y remordimientos ninguno, durante el fin de semana esta todo permitido.
      Yo tampoco había puesto patata en las focaccias, como tampoco había pochadas el relleno y creeme si te digo que es deliciosa.
      Un besazo enorme y feliz fin de semana 😘

      Eliminar
  4. Querida Merche.
    Me has alegrado mucho. La coca de masa de patata de mi tía María era mi preferida y la de toda la familia, cuando era pequeña, pero nunca escribió la receta y hace unos años, fui probando y la hice.
    La tengo en el blog con unas fotos horribles y no la he repetido.
    Ver tu focaccia y tener ganas de hacerla y de repetir la mía.
    Me encanta tu focaccia con patata, como buena amante de nuestras cocas, no podía ser menos.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, me alegra haberte recordado recetas entrañables, a ver si te animas a hacer la tuya y la vemos.
      Un beso

      Eliminar
  5. Hola Merche! qué post tan ideal! por estas tierras se usa mucho la patata en las masas y como dices, viene de una región alpina (la más mediterránea pero alpina a fin de cuentas) donde la influencia del Tirol y el Sudtirol se deja notar. Y es que no hay mejor manera de viajar que haciéndolo con el paladar y si encima lo hacemos sin salir de la cocina pues nos ahorramos el vuelo charter :-D un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maite, tu siempre tan práctica, me alegra que te guste y que hayas viajado gratis.
      Un besazo enorme 😘

      Eliminar
  6. Hola Merche,que fantástica Foaccia has hecho,y la hora que es me ha entrado gfanas de meter la mano y pa dentro......me la llevo porque ayer me regalaron unas aceitunas negras de Marruecos y esta receta viene genial¡¡¡
    Muchos besitos ¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues manos a la masa y me cuentas qué te ha parecido, en casa nos ha encantado.
      Un besazo Victoria.

      Eliminar
  7. Madre mía, qu´eìnta!!! Yo creo que esto es una señal, vengo de la de Nines y ahora la tuya. Me habéis dejado con la boca abierta. Me llevo un buen trozo de la tuya qu mno quiero quedarme sin probarla. Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eli, no te prives, coge y ves directa a preparar una, la que sea, estás señales no se tienen todos los días.
      Muchas gracias y un besazo.

      Eliminar
  8. Hola guapa, que delicia!!!! Y las fotos como van enseñando minuciosamente como está la focaccia en su punto. Me ha encantado , tiene una pintaza sublime, y ese colorcito que tiene, bueno cuando no esté de dieta te la copio. Je,je...😉😉😉😄😄

    ResponderEliminar
  9. Pues me ha pasado lo mismo que a ti cuando leíste la receta...me ha enamorado y acabo de mirar con ojos golosinos a un par de patatas que me están pidiendo a gritos que las utilice tan sabiamente como tu lo has hecho...lo del romero y la sal...Imprescindible!! Un abrazo y gracias por compartir esta delicia.

    ResponderEliminar
  10. Hola, qué rica, con patatas dentro debe ser todo un acierto. Me encantan todas y ésta debe estar deliciosa!!!un beso

    ResponderEliminar