Roscos de viento de Pasta Choux o Pate a Choux

Roscos de viento de pasta choux

Atrás quedaron las fiestas navideñas, parece que fue hace mucho y sin embargo tan solo hace unos días que terminaron y durante estos días, todos vamos intentando recomponer nuestra vida y sobre todo nuestros cuerpos, después de tanta comilona lo que apetece son comidas suaves y calientes ya que también nos ha llegado el frío, aunque por aquí nunca es exagerado.

Pues bien, dejemos atrás todo esto y sigamos nuestro camino, nuestro día a día con nuestras recetas de siempre que son las que más me gustan, como estos “Roscos de viento” que los he recuperado de mi infancia. No sé si a vosotros os pasa, pero hay veces que tienes lagunas, que no recuerdas determinadas cosas hasta que un día como si la magia existiese, se enciende una lucecita y te trae el recuerdo que algo, un olor, un sabor o una textura, ya me pasó con la Tarta de manzana de mi abuela que publiqué hace un tiempo y me ha vuelto a ocurrir con esos “Roscos” y si me pongo a pensar, las dos son recetas sencillas a más no poder, sin misterio, pero borradas de mi mente hasta el día que afloran y ya no puedo parar de pensar en ese sabor, olor o textura hasta que las recuerdo totalmente, sobre todo el sabor.

Este dulce es sencillo y para mi muy rico, aunque realmente mis hijos antes de probarlos me preguntaron que si estaba buenos y yo les respondí que no sabían a nada pero estaban muy ricos, no, no os riáis, es cierto, es masa rellena de aire, de ahí su nombre, viento, este era el que no recordaba, recordaba que era una Masa Choux horneada en forma de rollos, pero estos rollos estaban bañados por un almíbar y cubiertos por azúcar, no fue hasta que una tarde previa a las Navidades, quedé con una amiga a la que le gusta también mucho la cocina y después de ponernos al día de nuestras cosas, terminamos hablando de los menús para estos días y yo le comenté mi olvido, laguna o llamarlo como queráis, Roscos de viento me dijo sonriente y feliz y a mí se me terminó de encender la lucecita.

Y aquí están estos “Roscos de viento de mi infancia” que no es más que lo que os he explicado arriba pero que son deliciosos, cuando los muerdes notas su superficie crujiente, su interior húmedo con sabor a vainilla para dejar en la boca, los granos de azúcar que lo envuelven.

Antes de pasar a la receta os diré que esta masa choux es una de mis favoritas, mi pastel de toda la vida desde que tengo memoria es el Palo catalán ( es así como se le conoce aquí) que es un eclairs grande relleno de crema y cubierto por una capa de caramelo duro, así es como me gusta, es una masa fácil que se tiene que trabajar en caliente hasta conseguir que sea esponjosa, ligera y brillante para luego pasarla a la manga pastelera y darle la forma deseada, esta masa es muy versátil, con ella puedes preparar elaboraciones tanto dulces como saladas como las lionesas, los profiteroles, los petit choux y las fantástica tarta Paris Best o Saint Honoré que después de nombrar estas delicias, esta receta se queda en nada, pero para mí es mucho y espero que os guste y que a alguien le refresque la memoria.
Rollitos de viento de masa choux


Roscos de viento de Pasta Choux o Pate a Choux:

Ingredientes:
   Masa choux:
  • 150 ml de agua mineral.
  • 100 ml de leche desnatada.
  • 4 huevos L.
  • 150 gr de harina de trigo.
  • un pellizco de sal.
  • Un pellizco de azúcar.
  •    Almíbar:
  • 100 ml de agua.
  • 100 gr de azúcar.
  • 1 cucharada sopera de vainilla liquida.
   Rebozado:
  • Azúcar común.
Preparación:
  1. Pesar todos los ingredientes y tamizar la harina.
  2. Encender el horno a 180º.
  3. Poner el agua, la sal y la mantequilla en un cazo al fuego y llevar a ebullición, retirar el cazo del fuego y añadir la harina toda a la vez y el azúcar.
  4. Mezclar bien con una cuchara de madera hasta que esté suave y se separe de los laterales del cazo.
  5. Cuando la masa esté lista iremos añadiendo los huevos uno a uno y mezclamos bien antes de poner el siguiente, debe quedar una masa brillante y que al levantar la cuchara no se quede pegada.
  6. Ahora introducimos la masa en una manga pastelera con la boquilla que queramos, en este caso he puesto una estrellada y algo abierta.
  7. Cubrir la bandeja del horno con papel vegetal e ir dando forma a nuestros roscos dejando espacio entre ellos, ya que crecen durante la cocción. 
  8. Los introducimos en el horno que bajaremos a 170º durante 20-25 minutos (vigilar de vez en cuando, cada horno es un mundo)
  9. Preparamos el almíbar mientras tenemos la primera bandeja de roscos en el horno poniendo en un cazo el agua y el azúcar a fuego fuerte y llevando a ebullición durante unos minutos hasta que veamos que se ha formado un jarabe, entonces añadimos la vainilla liquida, dejamos hervir unos minutos más y sacamos del fuego para que temple.
  10. Cuando estén nuestros roscos dorados, sacamos del horno y los dejamos enfriar (se enfrían rápido), una vez fríos los bañamos en el almíbar (siempre templado) por todos los lados.
  11. Y por ultimo, una vez bañados en almíbar se rebozan con azúcar.
como preparar masa choux



roscos de Pate a choux
Mirad que bonitos quedan.
masa choux

Muchas gracias por vuestra visita.
¡Espero que os haya gustado!

Comparte o imprime:

12 comentarios

  1. Madre Mía !!! A estas horas y con un café sin nada dulce que echarme a la boca. Marche me alegro mucho de que retomes tu actividad en el blog y que lo hagas con una receta tan rica y tradicional. No dudes de que si te tuviera cerca me plantaba en tu casa para comerme unos pocos, que yo con uno solo no tengo para nada. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Catina, sí estuviéramos juntas nos pondríamos como... jajaja
      Me alegra mucho que te guste, esto de rescatar recetas se está convirtiendo en mi peor pesadilla.
      Un besazo tesoro

      Eliminar
  2. Hola, pues no sé si saben a nada como dices, pero la pinta es espectacualr, fotos muy bnitas que hacen justicia a un dulce tan exquisito. Sin duda alguna. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eli tesoro, cuando digo que no saben a nada, me refiero a que todos sabemos que esta pasta es hueca y con poco sabor, aunque es mi favorita.
      Claro que sabe!
      Un besazo y disfruta del fin de semana

      Eliminar
  3. Merche querida, me dejas embobada, con esas fotos tan de meterse por la vista, y deseosa de probar tus roscos de viento, que por cierto no conocía, si conozco los profiteroles, la masa choque, y todos sus derivados, aquí son famosos los palos de nata, que es un eclair relleno de crema chantilly y glaseado semi crujiente. A mi padre le vuelven loco, y nunca faltan en nuestra bandeja de pasteles cuando celebramos algo. Sería una novedad presentarlos como los tuyos, aunque en casa no somos excesivamente golosos, hay cositas ricas a las que una no se puede resistir.
    Besos y gracias por compartir tan deliciosos recuerdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Concha, es un dulce con muchos recuerdos y no sé exactamente sí es la receta correcta, creo que si, ya que su sabor es el mismo que mantenía en mi recuerdo.
      Me alegra que te guste y anda, dale una alegría a tu padre y le preparas ese palo que tanto le gusta.
      Un besote y sé feliz

      Eliminar
  4. ¡¡Hola Merche!! Ya estoy aquí para ver estos maravillosos roscos de viento. Por cierto, qué fotos tan bonitas, con esos claroscuros. Un dulce que me gustaba mucho es el palo catalán, con esa crema pastelera tan rica en el interior. Había una pastelería donde yo vivía antes que los hacían buenísimos. Siempre hacían los mismos pasteles, nunca se modernizaron, pero los seis o siete modelos que hacían, eran supremos. La confitería era de unos hermanos y ya se jubilaron y nadie ha abierto ya ninguna otra, pero seguro que no le haría justicia a aquellos que hacían estos hermanos.
    No fue hasta que tuve el blog que supe que se hacían con pasta choux, y que fuera una pasta tan versátil, hasta sirven para hacer tus ricos roscos. Por cierto, yo nunca los he probado así, con ese baño de azúcar, tienen que estar realmente ricos. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Isa! El palo catalán es mi dulce por excelencia, ya tenemos algo más en común, siento que ya no exista esa confitería donde los comprabas, aquí pasa igual, ya quedan pocos sitios donde sean caseros.
      Este es un dulce de hace muchos años que me encantaba y que me tenían que quitar de delante jaja.
      Me hace feliz que te gusten y te deseo feliz fin de semana.
      Un besazo

      Eliminar
  5. Hola,que roscos tan ricos,y suaves,al llevar la masa choux,con ells te puedes dar un gustito sin mucho remordimiento¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Victoria! Siiiiii, pero con cuidado que son adictivos jajaja.
      Besotes

      Eliminar
  6. Hola Merche , que ilusion volver a leerte en el blog y con esta receta tan rica. La pasta choux es muy agradecida. Es muy versátil como bien nos dices. Yo tengo unos buñuelos de viento muy parecidos . Tengo que decirte que las fotos son de escándalo, son muy bonitas y están muy bien hechas.👏👏👏👏👏👏 y mil 😙😙😙😙😙

    ResponderEliminar
  7. Madre del amor hermoso Merche!!Pero que cosa más rica. Comparto contigo el gusto por la masa choux tanto para preparaciones dulces como saladas...es realmente deliciosa. Bss

    ResponderEliminar