Rollos de Canela o Pull Apart Cinnamon rolls bread

¿Te ha pasado alguna vez que tienes muchas ganas de hacer algo, pero no lo haces porque las experiencias anteriores no han sido satisfactorias?
Seguro que sí, y es entonces cuando nos perdemos la oportunidad de intentarlo de nuevo y conseguirlo por fin.

Pues este es el caso de estos deliciosos roles de canela cocidos como si fuera un pan, pero en porciones, de ahí su nombre Pull apart cinnamon rolls bread que viene a significar algo así como rollos de pan de canela separados, es una pasada de rica y además si sigues las instrucciones, resulta muy fácil, lo único son los tiempos de espera porque te impacientas y tienes ganas de probar esta ricura.

En poco más de una semana me he impacientado dos veces, la primera con la incertidumbre de ver el resultado y probar su sabor, la segunda ya era gula y necesidad porque una vez los pruebas ya no olvidas ese sabor ni olor a canela que tanto me gusta. Además, que la segunda vez me recreé amasando con mimo y cariño y creo que ahí está el truco, cuanto más amasas, más esponjosos salen y una vez cocido se transforman en un bocado exquisito, crujiente por fuera y tierno y esponjoso por dentro.

Por si no te habías dado cuenta, estoy más que feliz con el resultado de esta receta que, dicho sea de paso, no es mía si no de mi amiga Mayte, no era la primera vez que hacía roles de canela, pero nunca con este resultado, seguramente algo no hacía bien, por eso en cuanto vi que Mayte compartía esta receta, no tardé en entrar a su blog La Rusttica que dicho sea de paso es una maravilla tanto en las rectas como en la fotografía y si te detienes en sus relatos u otros escritos te transporta sin darte cuenta a esos lugares o vivencias que te describe, además ella es un cielo, dulce y cariñosa, una persona que vale la pena conocer (si pichas el nombre de su blog, te lleva directamente a él).
Mientras trabajaba la masa, me transporté a su infancia:

Me la imaginé de niña con su larga melena azabache y sus grandes ojos a juego bajando las escaleras de casa de sus abuelos casi de puntillas para no hacer ruido en una fría mañana de invierno, la despertó el intenso olor a canela y no pudo resistir el aroma, una vez bajadas las escaleras miró a la izquierda, vio a su abuelo en el salón encendiendo la chimenea para caldear la casa antes de que el resto de la familia se despertase, a su derecha oyó una risas que provenían de la cocina que en esos momentos tenía la puesta entornada, ella miró por la rendija y descubrió al culpable de semejante aroma, era un pan de canela que su abuela y madre habían preparado para el desayuno. No lo pudo evitar, entró como un rayo y una sonrisa que le achinaban los ojos, su madre y abuela estaban sentadas con sendas tazas calientes en las manos, la miraron atónitas al verla entrar tan de repente, Mayte entre besos y abrazos pudo alcanzar una buena porción de su desayuno favorito antes de que nadie la pudiera reprender, su abuela que la observó le pidió que se sentara y le preparó un buen tazón de chocolate caliente, Mayte rebosaba felicidad mientras pensaba en lo afortunada que era.



Rollos de Canela o Pull Apart Cinnamon rolls Bread

Ingredientes:

     Para la masa: ( 2 moldes de plumcake)
  • 250 gr de harina + 20 gr que añadimos después del primer levado.
  • 50 gr de azúcar.
  • 1 pizca de sal.
  • 15 gr de levadura fresca.
  • 85 gr de mantequilla en trozos a tª ambiente.
  • 2 huevos L.
  • 125 ml de leche.
  • 1 huevo para pintar.
     Para el relleno:
  • 200 gr de azúcar moreno (150 gr para el relleno y 50 gr para la cobertura).
  • 120 gr de mantequilla a tª ambiente.
  • 30 gr de canela molida.
Preparación de la masa:
  1. Templa la leche (solo templada, no la calientes mucho, si no la levadura se estropea)  y disuelve la levadura.
  2. Coge un bol grande y pon la harina tamizada, en el centro haz un hueco y vierte la leche con la levadura disuelta, mezcla y agrega el azúcar y la sal, sigue mezclando
  3. Corta la mantequilla en trozos e incorpórala hasta tener una masa arenosa y sin forma (ver fotos).
  4. Es hora de incorporar los huevos, uno a uno y seguimos mezclando hasta obtener una masa un poco pegajosa.
  5. Dejamos que repose durante 1 hora en un lugar cálido y tapada con un paño o film transparente hasta que doble su volumen.
  6. Pasado el tiempo el tiempo de levado, desgasifica la masa y vuelve a amasar, esta vez le vas añadiendo harina poco a poco hasta que no se te pegue en las manos (no la añadas toda a la vez, es posible que necesites menos, todo depende del tipo de harina que utilices), debes amasar al menos 10 minutos, así conseguirás una miga esponjosa y ligera.
Preparación del relleno:
  1. Mezclar en un bol la mantequilla, el azúcar moreno y la canela hasta obtener una crema y que este todo incorporado, reserva a tª ambiente.
  2. Reservar a temperatura ambiente.
Una vez levada la masa, volcar en el lugar de trabajo y amasar.
Una vez amasada durante 10 minutos, tendrás una masa lisa y nada pegajosa.


Montaje del pan de canela:
  1. Extiende la masa y con el rodillo le vas dando forma rectangular y la dejas del grosor que te guste (cuanto más gruesa, más gordos te saldrán los roles, es mejor dejar un tamaño intermedio, luego la masa vuelve a crecer).
  2. Vierte sobre la masa el relleno y lo extiendes por toda la superficie de la masa dejando un poco de espacio por los bordes.
  3. Enrolla la masa sobre si misma y pegar el borde con un poco de agua.
  4. Corta en porciones medianas y las vas colocando en el molde (untado con mantequilla) de manera desigual y espolvorea con el resto del azúcar moreno.
  5. Cubre de nuevo con un paño y dejar levar de 30-50 minutos en un lugar tibio, o hasta que doblen su volumen.
  6. Enciende el horno a 180º.
  7. Una vez pasado el tiempo de reposo, pinta con huevo batido y hornea durante 20-30 minutos hasta que los bordes de los roles estén ligeramente dorados ( vigila el horno) .
  8. Dejar enfriar un par de minutos, desmolda y sirve aun caliente y si quieres los espolvoreas con azúcar glas.
Enrolla la masa sobre si misma.  Corta en porciones no muy grande con un cuchillo de sierra y muy despacio, cada vez que cortes un rol, limpia el cuchillo.
Acomoda los roles en molde de manera desigual.

Espolvorea con azúcar glas y sirve caliente.


Si te sobran, al día siguiente le das unos segundos de microondas a máxima potencia y están como recién hechos.

¡Muchas gracias por tu visita! Deseo que te haya gustado.

Comparte o imprime:

7 comentarios

  1. Merche, ¡qué cosas más rica!, y con unas fotos impresionantes que desatan mi imaginación, creo que esta noche voy a soñar con ellos, acabo de estar visitando a mi amiga Natalia del blog Poesía Culinaria, que justo ayer publicó unos bollos de cardamomo suecos, que tienen un aspecto brutal, como tus rollos, que ha sido verlos y caer rendida a tus pies, y todo para morir de frustración, me da a mí que no los haré, pero bueno, igual disfruto viniendo a leerte, siempre es un placer pasar por tu cocina, además de disfrutar visualmente, disfruto con tus micro relatos, un placer que nos regalas, y que para mí no tiene precio.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Concha! No pasa nada si no los haces, normalmente viajamos por los blogs amigos y no todo lo que nos gusta, lo cocinamos, aunque muchas veces no es por falta de ganas.
      Los bollos suecos están en mi lista de pendientes desde que leo a Camilla Lackbert, es una gozada leer como se relajan tomando un café y tomando un bollo, tengo una receta fantástica, pero tendrá que esperar.
      Me alegra mucho que te gusten y seguro que si estuviéramos cerca y te invitara a uno, no me dirías que no jaja.

      Un besazo tesoro.

      Eliminar
  2. Merche!!! Muchas gracias por confiar en mi receta, por tanto cariño y tan bonita entrada!!! Te mando un abrazo enorme, y mi mejor vibra, gracias por compartir desde el alma siempre conmigo, me alegra mucho que te haya gustado y estés disfrutando tanto de estos roles, que son de mis favoritos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mayte! No me des las gracias, la receta es fabulosa y eso hay que decirlo y en cuanto a la entrada, no he dicho nada que no piense.
      Sé que son de tus favoritos por lo que dices, de ahí la historia.

      Un besazo y mi mejor vibra para siempre.

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Merche!! ¡¡Lo que me gusta a mí un rolls de canela!! En el centro comercial Bonaire, en Valencia, hacían los mejores rolls que he comido nunca y eran tan inmejorables, que nunca me animé a hacerlos en casa. Pero hace mucho tiempo que cambiaron y ya no son sombra de lo que eran y me puse a hacerlos entonces en casa. Y vamos, no quería desayunar ya otra cosa y decidí no hacer más para desengancharme de ellos, ja, ja. Nunca los he hecho en formato pan y tienen que estar deliciosos. Por lo menos, los tuyos se ven deliciosos. No conocía este blog y tiene unas fotos preciosas, muy bonito y cuidado. Gracias por la recomendación. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Isa! No me extraña que te engancharas a ellos, yo en una semana los he hecho dos veces y en cuanto se acabaron ya estaba pensando en hacerlos de nuevo jaja.
    Así en formato pan son de pellizquito, vamos que detrás de uno va otro y al final no paras.
    Me alegra muchísimo que hayas pasado por Rusttica a visitar a Mayte, para mi es un blog magnifico, me gusta todo y Mayte es un cielo, si tienes la suerte de ir tratando con ella, lo descubrirás tu sola, no hará falta que te lo cuente.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  5. Merche a mí no me tienes que convencer. Esas fotos y el hecho de que lleven canela ya me habían conquistado ¡Besos mil!

    ResponderEliminar